viernes, 3 de febrero de 2012

EPOC: Cuidados y Autocuidados

La EPOC es una enfermedad que afecta a los pulmones y  a los bronquios  se caracteriza por una obstrucción de las vías aéreas de forma progresiva.
Esta enfermedad requiere de unos cuidados, que el paciente que la padece debe de tener presente.

En primer lugar, el paciente debe de Dejar de Fumar, en el caso que sea fumador. Es imprescindible, dado que repercute de manera importante sobre el resto de cuidados y del tratamiento. Existen diversas formas y métodos para dejar de fumar. Siga el que mejor se adapte a sus características.Pero deje de fumar.

En referencia a los medicamentos para tratar la enfermedad y sus síntomas, recordar que casi todos se administran por vía inhalatoria.  Su administración requiere de un procedimiento sencillo que se debe aprender para asegurar que el tratamiento se esta administrando correctamente. Aquí podéis ver unos vídeos sobre como se debe administrar. Una forma de administración y otra forma. Un resumen de como utilizar los inhaladores .


Es importante, que se cumpla la pauta horaria prescrita de administración.Vaya que se tome la medicación a las horas indicadas. Es conveniente,enjuagarse la boca con agua y bicarbonato después de usar los inhaladores ya que nos evitará la aparición de hongos. También es importante el orden en el cual se usan los inhaladores, que debe ser, primero los broncodilatadores( colores azul o verde) y luego los antiinflamatorios ( color rojo, naranja o marrón)

Se debe  llevar siempre encima un inhalador broncodilatador ( color azul) para utilizarlo en un momento de necesidad por aumento de la fatiga.

En cuanto a la oxigenoterapia (oxigeno), debe usarlo de acuerdo a la pauta que le indique su neumólogo (especialista del aparato respiratorio), pero un mínimo de 16 horas al día (durante toda la noche). Recuerde también que debe mantenerlo fuera del alcance de  fuentes de calor, ni que nadie fume cerca del oxigeno ya que es inflamable.

Es conveniente que realice el ejercicio y la fisioterapia respiratoria prescrita que mejoraran la limpieza de secreciones de los bronquios además de aumentar su resistencia a la fatiga.

Otro aspecto a tener en cuenta es mantener una dieta saludable, evitando el consumo de bebidas alcohólicas , y aumentando el consumo de frutas y verduras que nos ayudará a tener  el peso adecuado. Tampoco debemos olvidar el aumento de la ingesta de líquidos, preferentemente agua, que nos permitirá fluidificar las secreciones para una mejor expulsión.

Para evitar las infecciones respiratorias, se debe evitar los cambios bruscos de temperatura, los ambientes cerrados y poco ventilados, además de la polución atmosférica.

Antes signos de agravamiento o de alarma, debemos tener en cuenta:

Con el aumento de disnea (dificultad para respirar ), tomar el inhalador indicado por su médico para esas situaciones ( el inhalador de color azul ) 
Debe quedarse tranquilo y moverse despacio para ahorrar esfuerzos.
Ponerse el oxigeno si se lo han prescrito y no lo llevaba puesto. 
No dejar su tratamiento habitual.

Cuando se debe acudir a los profesionales sanitarios:
Si con mayor disnea y siguiendo los consejos anteriores no ha mejorado.
Si aumentan las secreciones ( flemas ), cambian de color o consistencia (más espesas ) o si aparecen con sangre.
Si tiene fiebre alta (  más de 38 º C)
Si le duele intensamente el costado
Si sufre dolores de cabeza intensos por las mañanas
Si nota que está muy adormilado durante el día o tiene problemas para conciliar el sueño por la noche.

Para saber más sobre la EPOC:

EPOC

La EPOC

EPOC


Cuidados  EPOC

Guía de Rehabilitación Respiratoria.

Guía Informativa EPOC


Vivir con la EPOC. Un vídeo de la Escuela de Pacientes de la Junta de Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada